¡DÍA DE LA MADRE! ENVÍOS GRATIS HASTA EL DÍA 30

Clientes

0

Cesta

Rostro

ROSTRO

Precio

Marca

SPF

PIEL

NECESIDAD

Mostrando 24 de 296 productos
Ordenar por
Ordenar por
Mostrar por página
Mostrar
24

 MAQUILLAJE DE ROSTRO

Prebase y Base de Maquillaje

El primer paso, después de tener la cara bien hidratada, es utilizar una prebase o fondo de maquillaje, que ayuda a que el maquillaje dure más en la piel y no se cuarté con las horas. Existen distintos primers de maquillaje para los diferentes tipos de piel, como por ejemplo minimizador de poros para lucir una piel más tersa y sin brillos.

El segundo paso sería la base de maquillaje, que podemos encontrar en diferentes texturas: crema, mousse, polvos... Las bases de maquillaje y los polvos de maquillaje sirven para conseguir un tono unificado en la piel, tapar y disimular imperfecciones, e incluso lucir un rostro más sano y bronceado. Durante el verano podemos sustituir las bases de maquillaje por cremas con color como las BB cream o las CC cream, que aportan color de una forma más ligera a la vez que nos hidratan la piel, y mejor aún si incluyen protección solar. Igualmente, hay multitud de maquillajes para el rostro con factor de protección para poder saborear los rallos de sol con precaución y con la piel perfecta.

Piel Perfecta

Las opciones de después son múltiples, igual que podemos saltar directamente a estos retoques si no queremos utilizar una base de maquillaje. Pasamos a hablar del corrector, iluminador, bronceador, colorete... Puedes usar tantas cosas como quieras, pero recordamos: "Menos es más".

- El corrector lo utilizamos para tapar imperfecciones localizadas como granitos, marcas u ojeras.

- El iluminador, como bien indica el nombre, lo usamos para dar luz al rostro, y se aplica en puntos clave: pómulos, puente de la nariz, debajo de las cejas y en el arco de cupido en el labio. 

- El bronceador, un must si queremos lucir con bronceado todo el año. Podemos utilizarlo por todo el rostro de forma sutil, o por las mejillas y la mandíbula para conseguir un resultado más natural y contorneado.

- Por último, el colorete, que aplicamos en las manzanitas de las mejillas como si estuviesemos sonriendo, nos aporta rubor al rostro y un aire más juvenil y desenfadado.